jueves, 16 de mayo de 2013

SQM Vs SQM


Esto lo escribí unos días antes de empezar este Blog. De hecho, fue lo que me animó a empezarlo...


Te duchas con tu gel favorito...
Te lavas el pelo, le pones crema suavizante, fijación...
Te hidratas con, seguramente, más de una crema...
Te maquillas...
Te pones tu colonia...
Te vistes con tu ropa preferida...
Sales a la calle a trabajar o de compras. Entras en todas las tiendas que te gustan...
En casa, limpias el baño, la cocina, los cristales, lavas tu ropa...
Comes lo que te gusta, en casa o fuera...
Quedas con tu familia y amigos...
Lees...

En definitiva, haces la vida normal que hace todo el mundo. Sabes cómo hacerlo y dónde encontrar lo que necesitas. De hecho, todo lo anuncian por la tele. Solo tienes que ver la publicidad para saber qué ropa ponerte, qué colonia usar, qué comer o con qué limpiar tu casa.

Pero un día te levantas y no puedes ducharte con tu gel favorito, ni lavarte el pelo, ni hidratarte con las cremas que conoces, ni maquillarte, ni mucho menos ponerte tu colonia, por que si no sientes que te mueres.
Ni siquiera puedes abrir tu armario para ponerte tu ropa preferida por que te ahogas.
No puedes limpiar tu casa con lo que te venden en la tele, por que entonces sí que te ahogas y te mueres, directamente, las dos.
Tienes que dejar de ir a trabajar y de compras, por que todo el mundo usa lo que le venden y que tú también usabas.
Ya no puedes comer lo que te gusta, por que todo te sienta mal...y menos fuera de casa por la razón anterior.
Por la misma razón, no quedas con tu familia y amigos.
Y descubres que hasta algo tan simple, cotidiano y placentero como leer, tampoco puedes hacerlo por que la tinta del libro, periódico, revista, carta,etc...es irrespirable.

Y el mundo que conoces se viene abajo. Nada te sirve. Todo lo que conoces a ti no te funciona. Todo lo que te venden a ti te mata.

Y un día te dicen lo que tienes: SQM = Sensibilidad Química Múltiple.

Y empieza una vida nueva.

Tienes que aprenderlo todo de nuevo, investigar por tu cuenta y buscar alternativas a todo lo que estabas acostumbrado a usar. Y llega un día en que:

Te duchas con tu jabón favorito, ese natural, sin aroma, que no anuncian por la tele, y que sí que cuida de verdad tu piel.
Te lavas el pelo con un champú tan simple que hace que tu pelo quede tan bien que no necesitas nada más.
Te hidratas con manteka de karité o aceite de sésamo.
Colonia...para qué? Para disimular tu olor natural, quizás?
Te pones tu ropa lavada con ecobolas y bicarbonato y que no huele a nada....Lo limpio no huele. Ni bien ni mal.
Limpias tu casa con agua, bicarbonato y limón, y como mucho, algún producto ecológico sin aroma.
Comes comida biológica, que cada día te sienta mejor.
Si antes deborabas libros, ahora sólo lees los que realmente son importantes para ti, despacito, por que  no puedes estar mucho rato, pero disfrutando.
Y los amigos y la familia con los que quedas, son los que están dispuestos a cambiar su mundo, igual que tú, aunque sólo sea por unas horas.

Y piensas que sí, todo tu mundo ha cambiado, pero, para peor?

Externamente, quizás sí. Tienes muchas limitaciones. Físicamente te puedes sentir muy, muy mal, pero con todo lo que se ha ido eliminando de tu mundo, puedes decir sin equivocarte que,

SQM = Solo Queda lo Mejor.

4 comentarios:

  1. Tocada.

    Y tan mona que pensaba yo que me ponía con tanta química que no viene a cuento de nada más que para... disfrazar lo que soy y a lo que huelo?

    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una puede seguir poniéndose mona, pero con conciencia, sabiendo que no todo es saludable, tanto para uno mismo como para las personas que nos rodean.
      Es curioso cómo yo empecé a tener conciencia de mi interior y la vida me llevó a tener conciencia del exterior también.
      A veces pienso que esta enfermedad no deja de ser un don, que te hace sensible a todo, tanto interior como exteriormente.

      Gracias por tu comentario, Ane. Un abrazo.

      Eliminar
  2. MUy bonito y muy bien expresado Silvia...
    me siento tan identificada ....
    Un abrazo...
    Toñy rodriguez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Toñy. Un abrazo para ti también :)

      Eliminar